Equilibrar la vida con el trabajo, el desafío de hoy en día

Equilibrar la vida con el trabajo, el desafío de hoy en día

¿Vivir para trabajar o trabajar para vivir?

A lo largo de nuestras vidas, el deseo de tener éxito profesionalmente, muchas veces, nos empuja a dejar de lado nuestra vida y bienestar personal para enfocarnos únicamente en lo laboral. Día a día batallamos para que esto no suceda y buscamos mantener ese equilibrio tan deseado. Sin embargo, en estos días, más que nunca, el equilibrio vida-trabajo puede parecer una tarea imposible. La tecnología permite que permanezcamos conectados las 24 horas con nuestro trabajo y el miedo a la pérdida de empleo puede incentivarnos a trabajar más horas.

No obstante, conciliar un equilibrio armonioso entre la vida y el trabajo es fundamental para nuestro bienestar físico, emocional y mental, así como para el beneficio y productividad de nuestra carrera profesional. El desequilibrio y estrés continuo pueden llegar a ser perjudiciales, afectando no solo a la salud sino a las relaciones personales, al rendimiento laboral y a la felicidad en general.

No te frustres por alcanzar el equilibrio “perfecto”, pues este no existe, y no es realista alcanzarlo. El equilibrio vida-trabajo tiene un significado diferente para cada uno, lo importante es encontrar ese equilibrio que nos brinda alegría y bienestar. Algunos días tendrás más tiempo y energía para dedicarte a tu trabajo, mientras que otros días podrás enfocarte más en tus pasatiempos y en pasar tiempo con tus seres queridos. Recuerda que el equilibrio se logra con el tiempo, trabajando día a día.

A continuación, te compartimos 5 consejos que te ayudarán a encontrar el equilibrio vida-trabajo adecuado para ti:

Empodérate de tu propio bienestar

Define cuál es el equilibrio que tú quieres en tu vida, no permitas que otros lo definan por ti. Reflexiona sobre qué realmente es importante para ti, encuentra el balance, no esperes a jubilarte para enfocarte en lo que te apasiona.

Diseña un equilibrio lógico

Recuerda que tu vida tiene varias dimensiones, cognitiva, emocional, corporal, espiritual y social, es importante definir actividades de tu día ideal que tomen en cuenta estas dimensiones.

Busca un equilibrio flexible, no existe la perfección

Imaginar que tendrás un día de trabajo productivo, combinado con actividades de familia, amigos y aprendizaje de nuevos temas puede frustrarte, si no lo consigues. Tus actividades pueden variar, adáptate a los cambios que aparezcan.

Desconéctate

Las redes sociales y el correo electrónico han atrapado a mucha gente. Establece un tiempo razonable para ti en el que apagas tu celular y disfrutas de ese momento. Esta acción te permitirá reducir el cortisol, hormona que genera estrés y mejorarás tu sistema inmunológico. Y lo más importante estarás a cargo de tus acciones conscientemente y no serás esclavo de tus hábitos.

Empieza con pequeñas acciones

La clave para conseguir tus objetivos es dividirlos en pasos que sean fáciles de realizar. Para lograr el equilibrio entre trabajo y vida personal solo hace falta dividir nuestra meta en pequeñas tareas que podamos cumplir todos los días.

Carolina Ramírez

Fuente: https://gpc.com.ec/

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

shares