Los desafíos de recursos humanos en la era digital

El departamento de recursos humanos cumple un papel fundamental en el éxito de las compañías al ser el responsable de mantener la estabilidad laboral y de asegurar un buen clima organizacional, factores que inciden en la productividad y el rendimiento de los colaboradores y por ende de toda la empresa.

Los desafíos del área de recursos humanos, se ven reflejados en el cumplimiento de objetivos de las empresas, por eso es importante tener en cuenta la importancia de esta área ya que a través de esta se generan distintos procesos como: organización de eventos, pago de nómina, clima laboral y la selección de personal.

Este último representa un sinfín de tareas como: lanzar la convocatoria, ver grandes cantidades de hojas de vida, entrevistas con candidatos no calificados, además de realizar informes de gestión.  Este proceso termina por acaparar demasiado tiempo y costos a la organización, lo que repercute en el cumplimiento de los objetivos.

El área de recursos humanos es tan importante como cada una de las áreas que componen la empresa, así mismo se deben tener en cuenta los procesos críticos en RRHH como:

  1. Nomina: El cumplimiento en los pagos, conlleva a que se ocupe el 70% del tiempo.
  2. El clima laboral: La calidad del clima laboral influye directamente en la satisfacción de los trabajadores lo que lleva a la rotación de personal y por lo tanto a la productividad empresarial.
  3. El reclutamiento y selección de personal: Este proceso tiene el tiempo en contra, la búsqueda y selección del candidato adecuado puede terminar en el afán de llenar la vacante y escoger un candidato con bajos porcentajes.
  4. Entrenamiento: Este proceso se ve reflejado en el desarrollo de habilidades y conocimientos o inducciones para que el candidato se adapte al trabajo.

 

Estos cuatro procesos son críticos en RRHH, en este sentido este departamento tiene una gran responsabilidad, pues de ellos depende le gestión y comunicación entre los empleados de la empresa. El mercado está cambiando y en consecuencia las empresas deben adaptarse a las nuevas formas de trabajo, por eso en pleno siglo XXI la transformación digital está abarcando todos los aspectos, el aprendizaje, adaptación y aplicación de estos nuevos procesos pueden generar un valor agregado a la organización, invirtiendo en la mejora de procesos internos, así mismo de las condiciones laborales. La tecnología y digitalización de los procesos se convierten en una necesidad para la resolución de los retos en el área laboral, con la posibilidad de atraer nuevo talento que aporte al crecimiento de la empresa. Sin olvidar los canales de comunicación y las estrategias de motivación del personal las cuales conllevan a  promover una actitud proactiva generando un valor agregado anticipándose a los retos diarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *