Los procesos de selección no implican rapidez sino eficiencia.

Los procesos de selección no implican rapidez sino eficiencia.

Los cambios son inevitables, de eso hemos sido testigos en las últimas décadas, considerando que se han desarrollado tecnologías que han cambiado la forma en que interactuamos con otros sujetos y con el mundo.

La gestión del talento humano no es ajena a estas transformaciones, teniendo en cuenta que los procesos de selección en la actualidad requieren de ajustes que permitan atraer personas con diferentes talentos y que se caracterizan por pertenecer a diversas generaciones con marcadas divergencias.

La administración del talento debe ir más allá de las diferencias generacionales, por eso requiere estar inmersa en herramientas tecnológicas que hagan ágiles los procesos de selección, y esto no implica rapidez, sino eficiencia. La eficiencia radica en implementar procesos, herramientas y un personal estratégico, flexible y que ahonde en las necesidades de la realidad del mercado laboral.

Las herramientas de atracción del talento en procesos de selección son mecanismos eficientes para identificar habilidades, segmentar perfiles, hacer entrevistas sin importar el lugar e incluso temporalidad, se trata de utilizar a favor la tecnología para hacer más fácil la vida de las personas y los procesos de las organizaciones.

De acuerdo a Andrés Valencia People Partner Manager de We Work, “si un área de recursos humanos está primitiva con lo que son estas tendencias pude perder un poco”, estas pérdidas pueden ser de tiempo (procesos tediosos), talentos de los aspirantes (contratación de otras empresas de los talentos requeridos por procesos de selección dispendiosos) e incluso dinero (labores de recursos humanos que pueden ser sistematizadas).

El propósito de una organización en una era de cambios, tecnología, del internet de las cosas, debe ser procurar mantener conectada su red, sistematizar y garantizar el uso adecuado de las herramientas en favor de ser laboralmente atractiva para los potenciales empleados, que no ponen el dinero como la única motivación para aceptar una oportunidad de empleo.

Se trata de adaptarse al cambio.

Edwin Vera Jiménez

shares